Donde alcancen tus sueños

Autoedición en España y Latinoamérica

                                                   publicar mi libro
  • -11
  • -10
  • -9
  • -8
  • -7
  • -6
  • -4
  • -3
  • -2
  • -1

Los diálogos: ¿Cómo se puntúan y se estructuran?

como-escribir-dialogos

Una de las correcciones más habituales que hay que abordar cuando se corrige ortotipográficamente una obra cuando llega a la editorial es la referente a los diálogos. Aunque los profesionales de la corrección lo hacen gustosamente, no está mal repasar cómo escribir un diálogo, sobre todo cómo se estructuran los diálogos correctamente y como es el uso de las rayas y los espacios.

La raya del diálogo

Los diálogos se diferencian de la narración con el uso de la raya (—). Lo primero que debe saber el escritor es que es un símbolo distinto del guión medio o símbolo menos. Para poner esa raya en un procesador de textos como word hay que entrar en "Insertar", "Símbolos", "Caracteres especiales" y ahí te indicará que debes pulsar la combinación de teclas Alt+Control+-(del teclado numérico). Una vez que pongas la primera, al dar a "Enter" te aparecerá automáticamente la raya o también puedes copiar y pegar.

Una vez que conozcas cómo poner la raya, fíjate en el siguiente ejemplo:
—Estoy bastante enfermo.
La frase comienza con la raya y no deja espacio con la primera letra. Además, las frases del diálogo nunca terminan en raya, sino en el signo de puntuación que necesite, ya sea punto, cierre de interrogación o exclamación.

Para introducir una aclaración del narrador, se vuelve a utilizar la raya:
—Estoy bastante enfermo —dijo Manuel.
—Estoy bastante enfermo —dijo Manuel—. Llamaré al médico.
Fíjate que se deja un espacio entre la última letra de la frase y la raya, y después antes de la aclaración no lleva espacio y se comienza en minúscula. Para cerrar esa aclaración, sí utilizamos la raya sin espacio y el signo de puntuación (en este caso punto) va después de la raya para que se pueda iniciar de nuevo la cita del diálogo.

Puede darse otra situación en la que el narrador no tiene nada que ver con la acción, por ejemplo, para hacer una descripción o complementar la información. En este caso, se cierra la frase si es necesario y el texto del narrador comienza en mayúscula.

No debes confundir los diálogos entre personajes con el diálogo interno. En este caso no se usa la raya, sino las comillas, son más usadas las comillas españolas (« ») que las comunes (" ")
«Estoy bastante enfermo».

Consejos para escribir diálogos

A veces es habitual que los escritores a la hora de construir diálogos abusen demasiado de un mismo verbo, normalmente decir. En vez de estar siempre —dijo él— o —dijo ella— se puede sustituir por preguntó, afirmó, exclamó, espetó, apuntó, manifestó...

Como consejo independientemente de los aspectos formales, te recomendamos que el diálogo muestre los rasgos característicos de los personajes, no todas las personas hablan igual y puedes mostrar algunas expresiones características de cada uno o su carácter.

Tampoco debes alargar en exceso los diálogos, deben aparecer, pero en su justa medida. No suele agradar al lector leer páginas y páginas de diálogos si está ante una obra de narrativa. Además, evita los grandes párrafos de intervenciones, intenta incluir texto del narrador para aliviar los diálogos para que en conjunto tu obra literaria sea más fluida.

En definitiva, escribir diálogos es diferente en el orden y la puntuación respecto a la narración, pero una vez que lo hagas varias veces captarás la mecánica y no tendrás el menor problema para trazar emocionantes conversaciones que harán más atractivo el proceso de escribir una novela.



publica tu primer libro

Tags: